Quienes somos

Somos “Chūdō Zen»… conocidos también e indistintamente como «Zendo Chūdō». A través de Zazen (la meditación sentada), y de otras prácticas y actividades, buscamos ayudar a cultivar una mayor atención y consciencia en nuestra vida cotidiana. Enseñamos a vivir una vida feliz… una vida consciente.

El Zen es la esencia del Budismo. La palabra “Zen” proviene del término sánscrito “dhyana”, que podría traducirse como “meditación”, y “Camino Medio” (“中道 ó Chūdō” en japonés, “Middle Way” en inglés) es la base de las enseñanzas de Buda… y es nuestra fuente de inspiración.

Antes de su “despertar” o “iluminación”, Siddharta estaba meditando en frente del río Ganges. Dice la historia que pasó un bote, y dentro de él un maestro de música le daba una enseñanza a su alumno: “Si la cuerda está muy floja no va a sonar, y si la cuerda está muy tensa se va a cortar…”. En ése momento, Siddharta entendió la importancia del “Camino Medio” (Chūdō)… que los extremos no conducen a la realización.

El “Camino Medio” es la base de su primera y principal enseñanza: las “Cuatro Nobles Verdades”: (i) que el Sufrimiento y la Insatisfacción existen; (ii) que gran parte de nuestro sufrimiento e insatisfacción son generados por nuestra propia ignorancia (no comprender la impermanencia e interdependencia de la vida), el apego, y nuestros deseos; (iii) que el sufrimiento e insatisfacción se pueden trancender si practicamos el Octuple Sendero; (iv) el Octuple Sendero propiamente tal:

  1. Visión justa o correcta
  2. Pensamiento justo o correcto
  3. Habla justa o correcta
  4. Acción justa o correcta
  5. Medio de vida justo o correcto
  6. Esfuerzo justo o correcto
  7. Atención (Presencia Plena) justa o correcta
  8. Concentración (Zazen) justa o correcta.

Lo “justo o correcto” tiene relación con el “Camino Medio”… es encontrar ése punto medio, que nos conduzca al equilibrio. Y para que podamos encontrar el “Camino Medio”, lo primero que debemos hacer es retornar a nuestra “respiración”. Respirar es la base de la vida, y es le herramienta más efectiva que tenemos, para conectarnos con el único lugar y momento que existe: el “momento presente”. La vida es “aquí y ahora”… el pasado ya no existe, y el futuro es sólo una ilusión… lo único verdaderamente real es éste instante.

Detente un minuto,
y realiza una pausa…
cierra tus ojos,
y concéntrate en tu respiración.
Inhala… exhala…
suavemente, si forzar.
Hazlo por un minuto…
y luego continúa con ésta lectura.

A continuación, te invitamos a leer nuestra sección de Introducción a una Vida Consciente, para que empieces con tu práctica.

Además te invitamos a informarte de nuestras actividades y publicaciones, tanto en ésta página como a través de las redes sociales: @chudo.zen (Instagram), @chudozen (Facebook y Twitter), y Chūdō Zen (YouTube).

Recuerda… el Zen es práctica. Y si permites llevarla a tu vida… sin lugar a dudas será una práctica que te ayudará a vivir una vida verdaderamente consciente y feliz.

¡Hasta pronto!

oRyù **

—–

** Chūdō Zen es dirigido por el Monje Zen oRyù Korin (Mihailo Judic). Es practicante Zen desde el año 2001. Además de Monje Zen, es escritor, cientista político, y activista por la paz y la no-violencia. Fue ordenado por el Monje Zen Jorge Ryùnan Bustamante en Abril del año 2015. Practica activamente en las actividades de la Sangha Zen Ryùnan (Chile), y en sus retiros en Chile y Argentina (Ermita de Paja). También apoya activamente a la Zaltho Foundation, del Monje Zen Claude AnShin Thomas, y a la gran Sangha Budista de Chile. Chūdō Zen está ubicado en calle Joaquín Godoy 135, La Reina, Metro Plaza Egaña, Santiago de Chile, y en éstos momentos todas nuestras prácticas las estamos realizando online, a través de Zoom.